16 noviembre 2010

La infancia de los 50,60 y 70

Con el avance tecnológico que hemos tenido estas últimas décadas, miro hacia el pasado y os propongo que me respondáis a una cosa:

Los que tuvísteis la infancia durante los 50,60 y 70....
¿Cómo pudísteis sobrevivir?

             A fin de cuentas......
 Los coches no tenían cinturones de seguridad,
apoya cabezas ¡¡Ni air bags!!
A nadie se le había ocurrido la utilidad de los asientos para menores.
¡Íbamos sueltos en el asiento trasero, en plena   juerga!
   ¡Y eso no era peligroso!
No había cerrojos de seguridad anti-niños en las puertas de los coches, llaves en los armarios de los medicamentos, de los detergentes o productos químicos domésticos.


  La gente andaba en bicicleta para allá y para acá, sin casco, guantes, canilleras o coderas...esto era una mariconada, de „nenas“.



   Bebíamos agua de filtro de cerámica, del caño de fuente pública, de manguera, o de un grifo cualquiera y no aguas minerales en botellas      ¨esterilizadas¨.




 Construíamos patines y aquellos famosos carritos de rodamientos y quienes tenían la suerte de vivir cerca de una bajada asfaltada, podían intentar batir récords de velocidad y hasta verificar, en medio del recorrido, que habían gastado la suela de los zapatos, que eran usados como frenos...Y estaban descalzos...
Después de algunos accidentes, ninguno de gravedad... 
¡Todos los problemas estaban resueltos!



 Íbamos a jugar a la calle o al solar del barrio con una sola condición:  volver a casa antes del anochecer. Los golpes y arañazos se solucionaban sobre la marcha, así como las peleas particulares o en equipo. No había móviles...claro, que tampoco pelotas para el juego. ¡Y nuestros padres no sabían dónde estábamos!
¡Era increíble!






 Teníamos clases mañana y tarde todo el curso, incluso sábados, e íbamos a almorzar a casa, a veces con media hora de camino en cada uno de los cuatro trayectos diarios





Brazos enyesados, dientes partidos, polos rasgados, cabeza pelada
   ¿Alguien se quejaba de eso?
¡Gajes del oficio!
De los accidentes,todos tenían razón, menos nosotros...







Comíamos dulces a voluntad, pan con manteca y azúcar, bebidas con ese peligroso azúcar.

   No se hablaba de obesidad (existía, aunque poco),
    jugabamos siempre en la calle y éramos super activos ...







Compartíamos con nuestros amigos cualquier bebida incontrolada, comprada en el quiosco de la esquina, y nunca nadie murió por eso ....

¿Adicciones? Sólo a las pipas de girasol, nadie tuvo apendicitis por atracarse con ellas.




¿Quién no deseó tener  un cachorro de perro?
Nada de comida preparada , comían  lo mismo que nosotros (muchas veces los restos) ¡Y sin problema alguno!
    ¿Baño caliente? ¿Champú?
    ¡Nada! Uno agarraba al perro y otro con una manguera (fría) iba mojandolo y refregandolo con jabón (en barra) ¡De lavar la ropa!
    
¿Algún perro murió o enfermó por causa de eso?

 ¡Verdad! Allá afuera ¡en ese mundo inseguro! ¿Cómo era posible? Jugábamos a fútbol en la calle, con portería de dos piedras, pelota de trapo y sorteando los vehículos... nadie quedaba frustrado y no era el ¡“FIN DEL MUNDO“!



Nuestras fiestas estaban animadas con tocadiscos, deslizando sus agujas sobre discos de vinilo, había bastante luz y una  refrescante sangría,a base de tintorro.






POR SUPUESTO,
nada de Playstations, Nintendo 64,juegos de Vídeo ,  Internet por satélite, Video cassetes y DVD,Dolby surround, Móvil con cámara, Ordenador, Chats en Internet
  Sólo amigos.

Teníamos:  Libertad, Fracasos, Éxitos        Y, sobre todo...... Deberes.

¡...y aprendimos a lidiar con cada uno de ellos! 

La pregunta que puede hacerse es:
¿Cómo la gente consiguió sobrevivir?  Encima de todo esto ¿cómo conseguimos desarrollar nuestra
personalidad?

Pues lo hicimos y parece que, a fin de cuentas, ninguno de nosotros ha salido demasiado raro.


¿Eres, también, de esta generación?


!Pués coméntaselo a tus hijos y sobrinos, para que ellos sepan cómo eran ... ¡nuestros oscuros y atrasados tiempos !

Sin duda van a decir: Qué aburrido !!!!....

¡¡¡Pero, caramba, qué Felices éramos!!!
¿Lo son también ahora?

Y, sobre todo, siéntete orgulloso de lo que conseguiste.

3 comentarios

Pues si es verdad, añoro esos tiempos, aunque yo soy un poco mas joven, naci en el 73, si se lo que era irme al castillo de Alcala, y el juego consistia en tomar la torre del contrario a pedradas,mas de una ves terminabamos con un par de puntos, pero siempre estabamos deseando volver. Policia ladron, escoger,trompo,salto al moro,investigacion de cuevas, bañarse en el rio, cosa que siempre me descubrian ,,por el olor a rio.......que tiempos. ahora, tengo dos hijos, uno con 9 otra con 7, y no los dejo ni ir al kiosko de al lado solos....creo que es un error pero la sociedad es lo que da..Temor, miedo..ractos,mas coches,menos espacios para jugar....eran otros tiempos, se vivia mas despacio, no como ahora, todo prisas y obligaciones...

@Anónimo
Eso mismo me ocurre a mi, tengo 2 hijos uno de 11 y otro de 10, y al igual que tú de solos nada.
y yo con esa edad me recorría solo 1 km, que separaba mi casa del colegio.
En fín, la vida cambia y nosotros también.


Por favor, comente de acuerdo al tema del artículo.
Serán removidos todos los Comentarios con enlaces.
Si quieres recibir los nuevos comentarios marca "Avisarme"