11 abril 2012

¿Por qué soy sevillista? Una cuestión de fe


He oído en múltiples ocasiones la pregunta ¿por qué eres de éste o de aquel club? Y la respuesta a la misma ha sido igualmente múltiple, todos nos acercamos a una idea del contenido de las mismas.

Yo, en mi caso, me remito a mi fe: Génesis 1, 26-27 recoge que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Por eso, precisamente por eso, yo soy sevillista, como creo que el común de la humanidad por Dios creada, porque a su imagen y semejanza, Dios es sevilllista.

Disculpadme si me permito acometer tan pretenciosa frase al afirmar que Dios es sevillista no escuchada ni leída antes a nadie, y apoyada en semejante argumento: como semejantes a Dios, somos todos como Él: sevillistas.

Porque Dios es perfecto, según toda la historia de la filosofía y teólogos por doquier, a mí no me cuadran otras condiciones futbolísticas que, además, tengan origen en esta Tierra de María Santísima que prestó su nombre a nuestro Club: Sevilla

Aprovecho, al mismo tiempo, para ofrecer una razón al ateismo militante sevillista para que se planteen su posicionamiento religioso aprovechando la ocasión, ser sevillista es ser “como” Dios porque según ese parágrafo:

1:26 Y dijo Dios: "Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden… en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todas las sierpes que serpean por la tierra.
1:27 Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, varón y mujer los creó.

Vamos que, además, ser sevillista y mujer, no sólo no son incompatibles sino necesariamente condiciones simultáneas.

¡¡Felicidades Humanidad!!





Por favor, comente de acuerdo al tema del artículo.
Serán removidos todos los Comentarios con enlaces.
Si quieres recibir los nuevos comentarios marca "Avisarme"