12 noviembre 2012

EL Athletic abre una brecha respecto a la zona de descenso ante el Sevilla FC.


Los dos equipos necesitados de puntos se batieron en un atractivo duelo en La Catedral. El Athletic de Bielsa aprovechó la gran actuación que definieron en la primera mitad para sentenciar el duelo frente al Sevilla en San Mamés (2-1) que deja a los andaluces sin victoria por tercer partido consecutivo, mientras los vascos abren brecha con la zona de descenso.

La pésima entrada del conjunto vasco en la temporada se notaba cada vez mas, necesitaba puntos y salieron en su busca. Por otro lado los de Míchel tenían que ganar para seguir en lo alto de la clasificación.

El partido comenzó en La Catedral con un dominio que dejó entrever las ganas de puntos de ambos equipos. Durante la primera parte del encuentro se vio mucho mas cómodo al conjunto vasco con dominio del balón y ocupando las áreas con Susaeta y Muniain. Dos errores defensivos generaron los primeros comentarios. Aduriz falló en el remate tras el error de Spahic. Y más de lo mismo le pasó a Navas, que cruzó en exceso el balón tras un error de Aurtenetxe. La tuvo de nuevo Aduriz, en un inicio claro y preciso, pero el balón se perdió por encima del larguero una vez más.

La reciente derrota contra el Lyon y el más que probable adiós a Europa parecía no afectar a los de Bielsa. Tras unos minutos de juego se asentaron en el partido y no cesaron en su empeño, sin dejar que los andaluces llegaran a portería.

El desafío por los puntos seguía a cero pero poco después de llegar al ecuador de la primera mitad  De Marcos iniciaba el camino a la victoria con un tanto en el minuto 27. Más de lo mismo llegó de las botas de Susaeta en el descuento antes de llegar al descanso. Con eso ponían tierra por medio contra los andaluces. Durante la segunda mitad los hispalenses buscaron el empate y Michel apostó por Reyes y Baba ante el resultado que mantenía el encuentro. Tras la expulsión de Ander Herrera después de ver la segunda amarilla, los sevillistas parecían mas a gusto y con la mano de Iraola, llegó el penalti hispalense. Negredo recortó distancias dejando el marcador (2-1) y buscando el empate para al menos salvar un punto en San Mames pero al final no llegó.

El gol del delantero hispalense y la expulsión de Ander pusieron la guinda a un encuentro lleno de emoción y sacrificio. El Athletic sufrió mucho pero al final supo aguantar.

Los de Míchel volvieron a Nervión con el tercer partido consecutivo sin ganar y alejándose de Europa en vísperas del derbi andaluz.

3 comentarios

Mal resultado. Le esstá costando al Sevilla encontrar su estilo de juego.
Un saludo.

mal resultado y un duro Michel con su plantilla, lo cierto es que de este sevilla a de esperarse mas

Lo cierto que fue el Athletic quién metió al Sevilla en el partido , de hecho los de Míchel casi empatan si llega a durar un poco más el choque .

Un saludo


Por favor, comente de acuerdo al tema del artículo.
Serán removidos todos los Comentarios con enlaces.
Si quieres recibir los nuevos comentarios marca "Avisarme"