03 diciembre 2012

La Herencia de la manita



Aunque no sea lo lógico. Hoy me voy a permitir hacer una pre-crónica de lo que estoy viendo en el Sánchez Pizjuán.
No cuelgo foto de portada para la noticia. Le pondré título porque sino no hay forma de subirla. Lo cierto es  que ni tengo ganas ni me apetece hablar de lo que estoy viendo, pero como no sé si aguantaré el partido completo visto lo visto pues allá va...

La caraja de hoy no tiene nombre.
La forma de terminar con un partido a las primeras de cambio sólo creíamos que podía ocurrir en los derbys, pero no, llega el Valla-doló y nos hace sentir lo que tantos verdes sintieron el dieciocho de noviembre de dos mil doce, además con las mismas características, pájara sorprendente de la defensa al completo y friolera en Nervión peor que la que metereológicamente estaba cayendo.
Pero...
No contentos volvemos a regalar el segundo en menos que canta un gallo para terminar de helar la grada, a los televidentes y a todo el que lo sienta en rojiblanco.
¿Bajas?.
Es lo fácil. Ahora lo mejor es culpar a las numerosas bajas que tenemos. Si es así, está claro lo que sobra....los suplentes como Cala (malísimo de solemnidad, se podía haber quedado en Grecia), Botía (quién sería el avispado que lo vió grande).

En fin. Me dispongo a ver la segunda parte, a ver si aguanto, que mañana curro y es más importante que ver a esta panda de inútiles dándole patadas a un balón sin saber a dónde.

Que descanséis familia.

Escrito por:

Trabajo en El Corte Inglés, Sociedad Anónima y colaboro en este blog desde el 2008.

Sígueme en: | Facebook | Twitter | Google+

1 comentarios :

Pues al final no hubo suerte. Es una lástima lo que le está pasando al Sevilla. El viernes nos enfrentamos, y miedo me da, porque cada vez que viene alguien medio muerto, lo acabamos resucitando.
Un saludo.


Por favor, comente de acuerdo al tema del artículo.
Serán removidos todos los Comentarios con enlaces.
Si quieres recibir los nuevos comentarios marca "Avisarme"