03 abril 2014

Todo a una carta


Nos jugaremos el pase a semifinales en el Sánchez Pizjuán la semana que viene. Después de salir vivos, muy vivos de Do Dragao ante un Oporto ordenado y peligroso en punta con un Quaresma enrachado y llevando muy bien el juego de ataque de su equipo.
Por contra, el Sevilla ha pecado de timidez en el ataque, le ha faltado garra en esos metros finales y lo que es más importante, nos ha faltado un gol que hubiera puesto la eliminatoria francamente bien para nuestros intereses.
A parte del fallo que nos ha costado el gol, más por discutir decisiones arbitrales que por otra cosa, hoy he visto muy firme a la defensa y sólo ha creado peligro el Oporto por la calidad de sus jugadores de arriba.
En cambio nosotros en punta volvemos a fallar lo infallable y vuelve a ser el mismo protagonista el que acapara todos los errores, Gameiro. Al francés le cuesta un mundo ver puerta.

Contamos con la ventaja, única ventaja, para el partido de vuelta de la falta por sanción de Fernando y el colombiano, ambas bazas importantes en este equipo, aunque llevamos en contra un gol que hay que superar y el hándicap de que los portugueses no marquen en Nervión.

Dentro de una semana sabremos si estamos o no en semifinales de nuestro torneo. Edición que sería bonito recordar como aquella UEFA que ganamos después de ridiculizar al eterno rival en Heliópolis ganándole el primer derby europeo.

Escrito por:

Trabajo en El Corte Inglés, Sociedad Anónima y colaboro en este blog desde el 2008.

Sígueme en: | Facebook | Twitter | Google+

Por favor, comente de acuerdo al tema del artículo.
Serán removidos todos los Comentarios con enlaces.
Si quieres recibir los nuevos comentarios marca "Avisarme"